RESIDENCIABALLUS
Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra política de cookies, aquí Si continua navegando está aceptándola.
Política de cookies +
RESIDENCIA BALLÚS - VALLS (Tarragona)
 

RESIDENCIA BALLÚS SL, está formada por dos socios: Miguel Márquez López y Jesús Carmona Puente.

Con 20 años de experiencia en el sector, RESIDENCIA BALLÚS, Residencia asistida, fue el segundo proyecto que empezaron juntos estos empresarios. El primero fue HOGAR DE ANCIANOS MAR Y SOL, en Creixell, Residencia asistida, centro de día y comedor social, que cuenta ya con diez años. Posteriormente RESIDENCIA LA MARQUESA, el Pla de Santa María, Residencia asistida, centro de día y comedor social, con casi 5 años. El cuarto proyecto, RESIDENCIAL Fontscaldes, Centro residencial para personas con TMS, inaugurado en 2012.

El secreto radica en la política que han querido inculcar en sus proyectos: conseguir unos centros serios y familiares, efectivos y humanos.

El nombre de RESIDENCIA BALLÚS, se escogió en memoria de Pepita Ballús, vecina desde hacía muchos años del municipio de Valls. Esperamos que donde sea se sienta orgullosa de este centro, que sin duda lleva su nombre con el mayor de los orgullos. Descanse en paz.

EL ENTORNO
 
 

El municipio de Valls está en la provincia de Tarragona, en el centro de la comarca del Alt Camp, de la que es capital.
Sus orígenes se sitúan en la prehistoria. En los alrededores se conservan varios yacimientos, como el de la pedanía de Picamoixons, núcleo dependiente de Valls.

La antigua villa fue poblada por los íberos, los romanos y los musulmanes. El yacimiento ibérico del Vilar y el horno de época ibero-romana de Fontscaldes evidencian el paso por Valls de los diversos poblamientos. La ciudad medieval se estructuró alrededor de la iglesia parroquial de Sant Juan Bautista y de los restos del castillo del arzobispo de Tarragona, señor del municipio desde finales del siglo XIV.

A partir de 1950 se produjo una expansión industrial en Valls. Los sectores tradicionales del textil, los aguardientes y los encurtidos,muy prolíficos hasta entonces, junto a la agricultura, quedaron reducidos a la mínima expresión. Surgió una potente industria metalúrgica, que tiene mucha importancia en la comarca. El sector de servicios, tanto público como privado, ha experimentado en los últimos años un gran crecimiento.

Valls, por su condición de capital del Alt Camp, es el centro de comunicaciones de la comarca. La iglesia parroquial de San Juan Bautista, de estilo gótico tardío, fue construida en 1583 según planos de Bartomeu Roig. El retablo mayor, diseñado por Agustí Pujol y los hermanos Tramulles, fue destruido durante la Guerra Civil española y minuciosamente reconstruido por el escultor local Josep Busquets. En el altar mayor está la imagen del siglo XIII de la Virgen de la Candela, patrona de Valls. La fachada, restaurada, es renacentista y el campanario neogótico, de finales del siglo XIX. Este campanario es todo un símbolo de la ciudad. Su espectacular altura, 74 m., lo convierte en el más alto de todas las iglesias parroquiales de Cataluña y es un privilegiado mirador del Camp de Tarragona.

En la calle de la Corte destaca la capilla del Rosario, donde hay una de las joyas del patrimonio de Valls. Son los paneles de baldosas cerámicas vidriadas del siglo XVII. Estos paneles, de autor desconocido, representan dos pasajes de la batalla de Lepanto en 1571. Se trata de 2.538 baldosas repartidas en tres murales: uno pequeño situado bajo el coro y dos más grandes a cada lado de la nave. el 1981 se inició la restauración a fondo y en la actualidad se pueden observar con todo su esplendor.